miércoles, 13 de abril de 2011

Kiki de Montparnasse a la robe rouge - Moise Kisling


Alice Ernestine Prin, más conocida como "Kiki de Montparnasse", fue modelo, musa y amante de numerosos artistas, así como cantante, actriz y pintora aficionada en el París de los años veinte.

Hija ilegítima, nacida en 1901 en la localidad francesa de Châtillon-sur-Seine, fue criada por su abuela materna hasta 1913 en que llegó a París , lugar en el que con muy pocos años empezó a frecuentar los cafés del barrio de Montparnasse relacionándose con la colonia de artistas de todo tipo y de todas las nacionalidades establecidos en este barrio, nuevo centro de la renovación artística parisina y que venía a  sustituir al ya caduco Montmartre.

En Montparnasse fue modelo de numerosos escultores y pintores posando para Maurice Mendjisky, Alexander Calder, Moïse Kisling, Foujita, Pablo Gargallo, Modigliani, Chaim Soutine y Kees van Dongen, artistas con muchos de los cuales mantuvo una relación sentimental aparte de la meramente profesional.

Su gran amor fue el fotógrafo Man Ray con el que mantuvo una relación amorosa pero intermitente desde 1922 hasta 1929 y que la inmortalizaría en una serie de fotos históricas como el famoso fotomontaje del "Violín de Ingres" realizado en 1924.

Kisling, el pintor polaco, amigo de Jules Pascin y de Modigliani, compartió con ellos en Montparnasse aquella residencia para artistas con pocos recursos denominada "La Ruche" (La colmena) y compartió también con ellos a "Kiki" como modelo y como amante. Kisling la pintó en numerosos cuadros, en casi todos desnuda a excepción de este y otro posterior en que la pintó también con un jersey rojo, pero, en todos ellos, la plasmó sin ninguna carga erótica, con un aire entre melancólico y soñador y con una mirada perdida en algún lugar.

"Kiki de Montparnasse" fue la reina de París. La "Garconne" reina de la noche. Amiga de Picasso, Cocteau, André Breton, Hemingway y tantos otros, se cuenta que dijo: "Todo lo que necesito es una cebolla, un poco de pan y una botella de vino tinto y yo sé que siempre encontraré a alguien que me lo ofrezca”

Sus enormes ojos se cerraron en 1953 y descansa en el cementerio de Montparnase bajo una lápida en la que está grabado únicamente su apodo: "Kiki"

Este cuadro pintado en 1933 se conserva en el Musée du Petit Palais, Ginebra.

Si quiere ver un agradable video referido a Kiki de Montparnasse pulse aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada